Testimonios

La mejor evaluación de un terapeuta, la que más importa, la hacen los pacientes. Por esta razón le pedí a algunos pacientes y ex-pacientes que hicieran algún comentario de cómo ha sido el proceso de psicoterapia conmigo.

En ningún caso me atribuyo la responsabilidad exclusiva de estos testimonios, el trabajo en psicoterapia ocurre siempre en equipo. Mi trabajo consiste en generar un ambiente donde las partes sanas de cada paciente logren expresarse y canalizarse de forma constructiva, el resto, forma parte del inmenso potencial que cada consultante lleva consigo.

Aprovecho para agradecer a cada uno de mis pacientes por sus generosas palabras y por permitirme acompañarlos en sus procesos de crecimiento.

Pedro (30) – Alemania

“A diferencia de otras experiencias que tuve anteriormente, con Diego uno siente que la terapia le pertenece y no parece un proceso 100% liderado por él. Sin perder su guía, uno transita el camino sin sentir imposiciones ni obligaciones. Y para mí, cuando uno tiene ese nivel de participación, se siente más libre y dispuesto, aprovechando cada instante al máximo”.

Jaime (36) – Bélgica

Encontrar a Diego fue algo que roza lo milagroso. Una noche me fui a dormir pensando que necesitaba ayuda profesional; esta vez no sería posible enfrentar el problema solo. A la mañana siguiente tenía una invitación en mi perfil de LinkedIn, la cual acepté de inmediato. En ese momento me encontraba atravesando varios problemas (migrante + burnout laboral), pero el más importante se debía a problemas de índole sexual, principalmente inducidos por una etapa de religiosidad ortodoxa. Otra gran “casualidad” -no creo en las casualidades- es que en ese momento estaba comenzando a salir con una chica increíble y no quería perderla por mis problemas del pasado. Al comienzo hablábamos todas las semanas con Diego y hubo un progreso notable en relativamente poco tiempo. Si bien el tema siempre está latente, hoy en día cuento con herramientas para poder sobrellevarlo. Y esa chica increíble terminó siendo la madre de mi hijo, y hoy puedo decir que tenemos una hermosa familia.

Freddy (58) – Italia

Sin pretender dar lecciones de nada, soy una persona que ha tenido un largo camino junto al psicoanálisis y lógicamente con los psicoanalistas; esto me permite hablar sobre el trabajo y el profesionalismo de Diego. En él no sólo encontré un excelente profesional, también encontré a un gran ser humano que va más allá de la ortodoxia clásica y para mí arcaica del psicoanálisis. El factor humano y el vínculo que se genera y se crea entre analista y analizado es básico y fundamental para poder hacer un trabajo “a medida” . Sin juzgar, sin decir qué y cómo tengo que pensar o reaccionar, Diego me ayudó a abrir un panorama hasta ahora desconocido por mi, en el que me siento pleno. Soy un hombre de 58 años, y pensaba que hacer un cambio tan profundo en mi vida ya era imposible, gracias a Diego el cambio es tan concreto como mi existencia. Por mi parte, invitaría a quienes estén necesitando un profesional para poder seguir adelante en la vida a Diego Durán, un primer contacto les hará dar cuenta de la calidad y calidez de el. Me gusta ser agradecido en la vida, y con todo respeto y humildad…MUCHAS GRACIAS DIEGO!!!.

Verónica (29) – Portugal

Comencé psicoterapia por problemas de pareja y a las pocas sesiones Diego me ayudó a darme cuenta de las consecuencias de varios abusos que sufrí durante mi infancia y cómo afectaban mi relación actual. La terapia me sirvió para entenderme más, poner límites y sentirme más segura siendo yo misma. Después de casi un año trabajando con Diego, ahora puedo identificar mejor lo que me pasa y tengo más claro qué ocurre cuando me dejo llevar por mis miedos. Diego es una persona protectora que me ha ayudado muchísimo en mi camino de recuperación y aceptación.

Guzmán (42) – Argentina

Encontrábame perdido sin encontrarme en un profundo laberinto de espejos de este mundo, y de mi mundo interno, cuando resonó el nombre de un terapeuta que podría guiarme en la salida a la luz, en el desenredo. Cual eremitas arquetípicos, fuimos reconstituyendo el hilo dorado de Ariadna hasta encontrar el camino hacia la luz. Gracias por acompañarme en la proeza, con inteligencia, con suspicacia, con intuición plena!

Luciano (26) – Italia

Voy a enumerar dos cosas (no son las únicas) que destaco de mi terapia con Diego. 1) El respeto hacia mis tiempos, jamás forzaba una charla y si habían momentos de silencio no había tensión ni drama, todo a su tiempo y su momento. 2) La constante preocupación hacia mi, en momentos que no eran mi día de consulta me enviaba “tareas” para que, si quería o tenía ganas, las hiciera y luego charlar sobre eso. Aún ahora que terminó mi terapia, cada tanto recibo mensajes recibo un mensaje de Diego para saber si todo va bien y eso lo aprecio muchísimo.

Gabriela (28) – Uruguay

Hago terapia con el Licenciado Duran desde el año 2008 luego de haber tenido algunas experiencias no muy fructíferas. Desde el día uno me sentí muy cómoda con las formas como maneja los espacios, la forma de relacionamiento y la apertura a diferentes temáticas que hemos trabajado. Independientemente de que llegué a su consulta por temas de “ataque de pánico”, que pude solucionar rápidamente, continúe hasta el día de hoy en el año 2020 ya que es un espacio fundamental en mi vida y le veo gran utilidad. Siempre ha sido una persona muy receptiva y humana a cualquier situación que me ha sucedido y siempre ha estado presente cuando he precisado de su colaboración en momentos difíciles. Hace unos años hemos tenido contacto online y no he notado ningún tipo de cambio negativos.

Santiago (38) – Alemania

Nunca antes había comenzado una terapia online, como muchos, me preguntaba si era posible. Tengo que decir que me ayudó a trabajar ciertos temas que no podían esperar más por cuestiones de tiempo y distancia de una manera muy útil y práctica. Diego es muy atento y perceptivo, posee un saber “escuchar” muy afinado. Con lo cual el trabajo se me hizo muy llevadero y movilizador. Lo recomiendo 100% gracias, Diego.

Sofía (47) – Estados Unidos

A través de mi psicoterapia con Diego Durán, descubrí al profesional que no etiqueta al paciente por su patología, liberándolo de los límites. Desde el inicio, apostó por mi capacidad individual. Puso ante mí el espejo que me permitió verme; sentirme. Me mostró la opción de permanecer dentro del arquetipo al que pertenecía en el comienzo de nuestro vínculo o (dentro de mis posibilidades) alejarme de él. Siento una profunda admiración por su capacidad profesional y su sentido humanitario.

Rafael (51) – España

Conozco a Diego desde hace varios años, siempre me ha generado mucha confianza por el profesionalismo y compromiso que pone en su tarea. Ha sido un apoyo fundamental en lo personal y también en lo familiar. En situaciones particularmente complejas ha estado muy atento, dando más de lo que se esperaba y ayudando siempre a encontrar la mejor forma de enfrentarlas.

Leticia (38) – Portugal

Me siento muy segura en terapia con Diego. Diego es muy empático y con apertura mental, cualidades que considero sustanciales para iniciar un trabajo profundo. Diego escucha con mucha atención y me ha inspirado confianza desde la primer sesión. Se involucró completamente con mis urgencias y estoy muy contenta con los progresos que realicé desde que comenzamos, en especial el aprender a sacar mi propia voz. 


Para agendar una primera entrevista: