+34 658 13 71 65 ps.diego.duran@gmail.com

Expresar nuestras sensaciones, sentimientos, pensamientos e intuiciones no siempre es fácil. Compartir estas impresiones íntimas con otra persona puede ser aún más difícil. Hacer esto en un idioma que no es nuestro, requiere aún más tiempo, paciencia y una profunda inmersión en otra cultura. En estos momentos trabajar con un psicólogo clínico especializado en Terapia de Pareja Bilingüe puede ser transformador. Como psicólogo bilingüe, he sido testigo del profundo impacto que la terapia en inglés y español tiene en parejas que navegan situaciones donde ambos pueden expresar sus pensamientos en sus propios términos. En su esencia, la terapia de pareja trata de fomentar la comprensión, la empatía y la conexión. Cuando ambos socios se sienten profundamente entendidos, no solo por sus palabras sino por las emociones y matices culturales detrás de ellas, la terapia puede alcanzar profundidades que de otro modo serían impensables. La capacidad de ofrecer terapia en inglés y español no es simplemente una credencial profesional; es un puente que conecta dos mundos. La terapia de pareja bilingüe ofrece un espacio donde estas visiones del mundo no solo se reconocen, se integran. Este es el momento en que partes de la cultura del otro se vuelven propias.

Inevitablemente, la cultura moldea profundamente nuestras ideas sobre el amor, la familia, el conflicto y la compañía. Ya sea navegando por la dinámica de una relación bicultural o entendiendo el papel de la familia en las culturas americana, británica o latinx, la terapia de pareja bilingüe ofrece un espacio donde estas diferencias no solo se reconocen sino que se integran. En otras palabras, si tuviera que resumir mi objetivo como Terapeuta de Parejas Bilingüe, simplemente diría que mi propósito es hacer que las parejas se sientan como en Casa.

Diego Duran Bilingual Couples Therapist 2

Beneficios de la Terapia de Pareja Bilingüe

Mejorar la comunicación

La psicoterapia bilingüe elimina las barreras del idioma, asegurando que ambos integrantes puedan expresarse en el idioma con el que se sientan más cómodos (en muchos casos, es una mezcla). Cuando simplemente podemos hablar lo que pensamos, dejando que las palabras surjan naturalmente, en lugar de traducir mentalmente, nos sentimos más nosotros mismos. Esta autenticidad fomenta un nivel de comprensión y empatía más profundo que es crucial para una relación saludable. Por esta razón, dentro de la práctica de terapia de pareja, es importante incorporar progresivamente ambos idiomas. Reconocer y darle espacio a nuestro idioma materno es honrar la conexión profunda entre nuestra lengua y nuestras identidades personales y colectivas.

Sensibilidad y Comprensión Cultural

Un psicólogo clínico bilingüe aporta comprensión de las sutilezas culturales que pueden influir significativamente en las relaciones. Lo que es «normal» o «extraño» en una cultura, podría no serlo en otra. Tomar en cuenta diferentes sensibilidades nos permite considerar los antecedentes culturales de cada integrante de la pareja como un componente importante del proceso de sanación.

Aumento de la Comodidad y Confianza

Para muchos, hablar en su idioma nativo brinda una sensación de comodidad y seguridad. En el entorno terapéutico, esta comodidad se traduce en un mayor nivel de confianza, apertura y sintonía.

Sentirse en Casa

Mientras que encajar supone poder funcionar como los otros esperan, pertenecer es tener una identidad que es bienvenida y aceptada. La sensación de pertenencia es geográfica, social y emocional. Quiénes somos tiene más que ver con quién estoy y con quién elegimos estar, que con dónde estamos. Cuando permitimos que las personas introduzcan su idioma, jerga, música, costumbres, parte de su «extrañeza» se disuelve y pueden sentirse cómodos y verdaderamente aceptados tal como son. Cuando estás en una relación con alguien de otro lugar, y te gustaría aceptar a tu cónyuge tal como es, entonces comienzas a tener una doble pertenencia.

Siendo yo mismo un inmigrante uruguayo viviendo en Bilbao (País Vasco – España), entiendo que mi rol como psicólogo clínico bilingüe va más allá de la mera traducción; se trata de encontrar un terreno común. En este espacio liminal, la comprensión y la empatía son la lingua franca. Cuando ofrezco terapia en inglés y español, no solo estoy facilitando la comunicación; estoy honrando y siendo testigo de dos culturas que logran entenderse y cooperar juntas.

Ps. Diego Duran Psicoterapia Online 1